Hace un tiempo me tocó ver que esta inspirational se compartiera un montón. Mi severa intolerancia ante el bulshetismo me llevó a reflexionar acerca de qué significa equivocarse cuando se esta haciendo empresa.

bulshetismo del wrong decisions

Quiero hacer el disclaimer que no todos los que lo compartieron el motivacional son chantas (hubo por ahí personas bastante admirables que lo hicieron), esté articulo apunta a remover la niebla sobre las ambigüedades que la ideología de las frases célebres trae consigo.

Como se origina una equivocación

Equivocarse, errar y el sabotaje, son sucesos que al transcurrido el tiempo generan consecuencias no deseas o fuera del standard definido como éxito.

Error:
Cuando alguien comete un error, es de carácter involuntario. De hecho, el error en la empresa es algo que desde el punto de vista del diseño de procedimientos se trata de reducir. Todo el lean six sigma se trata de eso. Para disminuir el error del operario hay que pasarle las piezas en tal orientación que después de cogerlas quede en la trayectoria correcta para que queden bien posicionadas, hay que pasarle una cantidad de piezas que no permitan la selección de la incorrecta. El desarrollador tiene que entender el requerimiento ya sea mediante documentación o haciendo customer devlopment. El investigador en ciencias sociales prueba su instrumento haciendo pre-entrevistas para entender cuál es realmente la reacción de las personas ante las preguntas.

Sabotaje:
Por otra parte si alguien se “equivoca” de forma voluntaria, eso cae en el sabotaje. En un esquema cuyos fines ulteriores son contrarios a la definición de éxito de la empresa. El sabotaje es una anomia, transgredo el procedimiento definido para conseguir un interés personal. El operario pone mal las piezas para que lo hechen. El desarrollador pone un troyano. El investigador manipula la unidad de observación.

¿Entonces qué es equivocarse?

Equivocarse es voluntario porque las desiciones que llevaran al fracaso se esa operación son tomadas adrede, pero el objetivo de equivocarse no es en desmedro del objetivo de la empresa. Y equivocarse es similar a errar porque las consecuencias son sólo conocidas después de que las acciones se han ejecutado.

Equivocarse es más parecido a lo que Eric Reis llama “Achieving failure”. El problema es que equivocarse a diferencia de achieving failure, contempla la exprimentación rápida (fail fast), excluye las vanity metrics, pero aún así no alcanza el objetivo.

Equivocarse es cuando se actúa con toda la información disponible siguiendo un procedimiento metódico más no se consigo el resultado definido como exitoso.

¿Por qué les cuento todo este lenguajismo?

Porque estos son los tipos puros en los cuáles podemos analizar los actos que llevan a un resultado distinto del éxito en una empresa, pero en la vida real se pueden confundir.
Lo que me lleva a contarles de cosas que comúnmente se confunden y justifican como equivocaciones pero no lo son.

¿Qué cosas se confunden con equivocarse?

Sabotaje (muchos de acá son en la práctica ser un imbécil): El operador mete el dedo en la maquina para recibir una indemnización. El equipo de ventas hace un mal manejo de las expectativas del cliente (las infla). El equipo de desarrollo no quiero cambiar el modelo de datos.

Errores (aka, hacer la pega como las weas): El operador apretó un tornillo hasta rodarlo. Media hora de la reunión fue acerca del tamaño del logo del landing de un producto que todavía no se lanza (¡En serio! Díganme cuántas conversiones van a generar por 5 px de diferencias). Los requerimientos se tomaron mal o se priorizaron de la forma incorrecta. El equipo de desarrollo saco a producción algo que produce comportamientos inesperados. Hacer una intevernción en un lugar común sin proceso de participación ciudadana.

Equivocarse: Generar una tracción inicial alta y no poder mantenerla. Dificultades derivadas de la introducción de competencia en el mercado. Tener muchísimo usuarios pero un modelo de negocio débil. La arquitectura del proyecto presenta complicaciones al cruzar cierto umbrales en condiciones nuevas. Empresa exitosa y funcional apabullada por la inversión que recibe la competencia.